Questo sito utilizza cookie di terze parti per inviarti pubblicità in linea con le tue preferenze. Se vuoi saperne di più clicca QUI 
Chiudendo questo banner, scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all'uso dei cookie. OK

Educar en la experiencia intercultural

-Resumen
El problema de la educación intercultural es un problema complejo y en ciertos aspectos nuevo en el campo de la educación, así como se va estableciendo en la sociedad italiana. Complejo y nuevo lo es para la escuela en Italia, que solo desde hace pocos años se encuentra con el deber de afrontar la multiforme riqueza de las etnias y de los pueblos, de las lenguas, de las educaciones y de las concepciones de la vida .
Nuestra labor no tiene pretensiones de aportes específicos en el campo de la educación intercultural. El resquicio dentro del cual encajamos es aquel de una reflexión lineal con respecto a un problema que en síntesis está presente con mayor evidencia en la sociedad italiana. El ángulo y la prospectiva es aquella del director escolar, o sea de aquella figura específica en el ordenamiento escolar italiano que, desde la introducción de la ley sobre la Autonomía consignada a las escuelas como Ley 15 de marzo de 1997, es cada vez más sujeto de referencia en todos sus componentes: con el territorio, sobre el cual la escuela es insertada y en general con todo el sistema social.
El punto de partida será aquel de una rápida revisión histórica, que desde el principio de los años 70, come habíamos querido llamarle, ‘nueva educación’ de los años 2000, buscará de recorrer el camino de los procesos pedagógicos que han acompañado la escuela italiana, pasando por las directivas europeas en campo escolar. Europa que ha debido, y continúa a tener, que hacer con los flujos migratorios de tantos pueblos en busca de estabilidad: el fenómeno de la globalización.
Será en la segunda parte del trabajo que emergerá la labor cumplida (quizás sería mejor decir que todavía nos espera una gran parte), de la Sociedad italiana, en lo específico, de las instituciones escolásticas, respecto al proceso de educación en la experiencia intercultural. El doble binario dentro del cual se mueve la reflexión y las elecciones puestas en acto para hacer frente a la mayor pregunta de siempre sobre división de experiencia.
Central es la figura del director escolar que promueve y organiza, dentro de un marco legislativo definido, y a veces no siempre del todo claro, la educación intercultural no solo como un proceso de integración para aquellos que provienen de diferentes contextos territoriales, sino como nueva forma de pensar de la educación, donde están involucrados todos los sujetos que operan en la institución escolástica. De ello se deduce que la nueva prospectiva es aquella de una emergencia de las ‘culturas’, entendida como un conjunto complejo (lenguas, religiones, etc.) que se encuentran y se deben integrar al interior de una realidad local, diferente y específica. No más solo enseñar un idioma específico, aquel de llegada, para permitir la integración, pero la comprensión de un sistema que ha evolucionado y crecido en un contexto totalmente diferente. La integración y la interacción son las palabras que deben marcar el proceso educativo en su conjunto. El espacio dedicado a los métodos didácticos para educar a la interculturalidad ha consentido, creemos de adjuntar las siguientes conclusiones:
• la identidad humana no es monolítica, pero dialógica, relacional:
• la relacionalidad pone en primer lugar la identidad del yo, en relación con el tú;
• la identidad del hombre se pone en la historia como recuento y es una identidad esencialmente narrativa, sea a nivel de singular persona, como de pueblos y civilidad;
• la reacción humana llama en juego la responsabilidad en relación no solo de los otros presentes ahora, pero también de los posteriores y de la humanidad como tal;
• la comprensión de los demás se estructura a diferentes niveles y es un proceso que llama en juego la hermenéutica y, sobre ciertos aspectos se sirve de la metáfora y del arte.
La figura del mediador cultural se convierte en determinante e insustituible en la "ciudad multicultural", en un mundo que se define "Mundo global", pero que lleva en sí los signos de una fuerte localización, sea come reivindicación de identidad, así como defensa de una experiencia de no perder: los "mundos locales". Es un nuevo sujeto en la sociedad italiana, aquel del mediador, que, así como está configurado en la legislación, tiene la labor de reunir a los "dos extremos": los inmigrantes y los autóctonos. Se hará referimiento a su función de retentiva con el territorio, así como la figura del Dirigente escolástico es el punto de enlace con el tejido social al interior del cual se ubica la institución educativa que dirige.

"(...) La educación intercultural no puede ser reducida al ámbito de la inmigración como educación "compensativa" de la diversidad, pero es educación para todos hacia la diversidad".

Mostra/Nascondi contenuto.
Primera parte Interculturalidad y educación: del informe Faure al proyecto Gulliver 1.1 De los años 70 a los años 90 En un intento por reconstruir un discurso pedagógico intercultural es correcto reiniciar el problema entre el contexto sociocultural y la actividad educativa. Las evoluciones entre los dos polos en cuestión se realizan puntualizando la conservación de la estructura y función de los valores socioculturales, de su transmisión (tradición), de los conocimientos y comportamientos a través de esfuerzos educativos, dirigidos sobre todo a las generaciones más jóvenes, por un deseo de innovación y “revolución” innato en el proceso educativo humano, que tiende a superar el dato de hecho ya existente. La visión estática de la transmisión del conocimiento hoy es sin lugar a duda entre las menos acreditadas, por razones filosóficas-pedagógicas y sociológicas evidentes. El cambio es rapidísimo y requiere gran capacidad de adaptación y de flexibilidad, a tal punto que toda la sociedad se muestra dominada del problema del cambio, ya desde los años 70, como se evidencia desde el Informe Faure de 1973 4 , y hoy desde el problema de la premura del cambio en sí. La pedagogía intercultural se sitúa propiamente en el fondo de este debate, dispuesta a estudiar los modos del cambio, no sólo para reconocer o para profundizar la visión, sino también para individuar estrategias educativas convenientes y apropiadas. Entre la educación y la innovación, por un lado y entre la continuidad y la discontinuidad por el otro. La pedagogía intercultural tiene estrechas relaciones con el ámbito pedagógico y educativo expresándose como educación de las minorías o como la educación de los inmigrantes, se encuentra abierta a la prospectiva innovadora y se configura, es esta su ambición, o simplemente el punto de fuerza, como replanteamiento complejo de la educación. Son tres los factores de categoría histórica que han determinado este impulso: las transformaciones políticas del Este europeo, después la caída del Muro de Berlín, la construcción de la identidad europea y los fenómenos migratorios, de flujo siempre creciente y de naturaleza podemos decir estructural. 4 E. FAURE (a cargo de), Informe sobre estrategia de la educación, Armando UNESCO, Roma 1973, p. 255. El Informe Faure (1972), recuperando una idea clásica, que retorna a Plutarco, ve en la sociedad un sujeto capaz de educar sea directamente, sea a través de la institución escolástica, y habla de “comunidad educante” a propósito de la entera sociedad. Primariamente en términos individuales: “Cada hombre es destinado a ser un suceso y el mundo es destinado a acoger este suceso”, p. 249. En contacto con el mundo pero la ocupación del sujeto adquiere una dimensión diversa: el Informe nota que la intuición de “comunidad educante” es en realidad una faena de lucha: “Algo más la comunidad educante puede ser inscrita sobre banderas de un duro combate político, social y cultural, capaz de crear las condiciones objetivas, un apelo al esfuerzo, a la imaginación, a la audacia conceptual y práctica”. 4

Traduzione

Traduttore: Amanda Ballesteros Suarez Contatta »

Composta da 32 pagine.

 

Questa tesi ha raggiunto 133 click dal 17/02/2011.

Disponibile in PDF, la consultazione è esclusivamente in formato digitale.