Skip to content

La imagen de Venecia en la literatura rioplatense: 1847-2013

¿Venecia?

La pobreza debida a la caída del imperio de la Serenissima y al desplazamiento, por parte de los austriacos, del eje comercial al puerto de Trieste, junto con la morfología misma de la ciudad son las causas de su abortada modernización. La conformación de la ciudad ha impedido la circulación de coches y materiales y ha provocado las dificultades en la creación de una red de transportes que favorecieran el nacimiento de una zona industrial. Todo ésto ha quitado a la ciudad la posibilidad de insertarse en el proceso de modernización que ha caracterizado las demás ciudades italianas y europeas en los últimos dos siglos. Además, gracias a las palabras y las obras de esos escritores románticos que, cómo John Ruskin, celebraron el valor histórico y artístico de las construcciones de la ciudad, la herencia arquitectónica de Venecia no ha sufrido intrusiones modernas. Posiblemente por estas razones la ciudad se ha recortado un espacio identitario fuera del marco temporal. Su a-temporalidad le garantiza la inmortalidad pero también acarrea la imposibilidad de insertarse en el flujo de la modernidad obligándola a buscar otro papel identitario.
Así Venecia, al no poder ser una ciudad engastada en un tiempo y en un espacio compartidos ha tenido que convertirse en algo que prescindiera de estas determinaciones: en un símbolo, una metàfora o una alegoría de la realidad.
Catherine D’Humières subraya esta naturaleza metafórica de Venecia en un análisis de un capítulo de Le cittá invisibili de Calvino en el que pone en evidencia como la ciudad sea no simplemente una entidad geográfica concreta y determinada, sino el reflejo, el arquetipo de toda ciudad. Por eso la autora afirma que Venecia “englobe toutes les villes et se retrouve elle-même dans toutes” y diciendo así la universaliza y generaliza el alcance de su significado. En este modo las costrucciones hechas por el hombre se convierten en las manifestaciones concretas de su espíritu, se modifican en lo que el diccionario define como un “objeto material que representa otra realidad inmaterial”o sea en un símbolo.

Al analizar las diferentes manifestaciones de la naturaleza laberíntica de la ciudad que se hace cada vez “labyrinthe spatial” [...] “labyrinthe de la pensée”, [...] “labyrinthe de sensations”, [...] “labyrinthe temporel”, [...] “labyrinthe existentiel”, se descubre como Venecia, lejo de pintarse como un simple artefacto humano, o una determinación espacial, haya llegado a ser una alegoría de la existencia, un texto que puede mostrar a quien lo sepa leer yendo más allá de las mistificaciones estéticas, las ir-reales estructuras que sostienen la fachada plástica e ilusoria de la realidad. Con su mezcla de esplendor y decadencia, vitalidad y muerte, gótico y barroco, sensualidad y pragmaticidad, precariedad y atemporalidad, Venecia siempre ha representado un tòpos imprescindible para la literatura. Sin embargo, su papel nunca ha sido el de mero marco narrativo. La elección de ambientación de un acontecimiento literario en la ciudad de los dogos siempre ha tenido y tiene implicaciones más profundas y articuladas que llegan a constituir el esqueleto mismo de la narración.
Cada vez que se nombra su presencia Venecia deja de ser un lugar para hacerse metáfora.
De este modo la imagen de esta ciudad en la literatura refleja las grandes transformaciones existenciales que han determinado un punto de ruptura y cambio en la relación entre el hombre y la realidad. De hecho, si Napoleón ha privado Venecia de sus certezas identitarias quitándole su importancia, su papel en el Mediterráneo comercial y sobre todo su independencia, los grandes acontecimientos que han estremecido los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX han determinado otro rumbo para la imagen y la realidad de Venecia relativizándo todo. Al anularse la univocidad de los conceptos de tiempo y espacio, y en general la idea de una verdad absoluta Venecia ha encontrado nuevamente su papel identitario, no ya como centro comercial, encrucijada de mercancías y culturas o como emblema de la derrota, caída y decadencia, sino como metáfora de la teatralidad del mundo.
En 1956 Vladimir Nabokov escribió que realidad’ es una “palabra que no significa nada sin comillas”.
De este modo el escritor ruso, nacido el mismo año que Jorge Luis Borges, trazaba un paralelo entre escritura y realidad que ha caracterizado también la obra del autor argentino y que refleja precisamente esa pérdida de valor de las definiciones y de los temas tradicionales y que ha visto la cancelación de un límite preciso y fijo entre esos dos grande planos, el de la realidad y el de la ficción que hasta aquel entonces, siempre habían estado divididos, delimitando ámbitos de significación sobre cuya certeza y verdad se había edificado la existencia humana.
De la misma manera, la línea del Adriático sobre el cual se eleva la ciudad de los dogos y que determina el límite entre verdad y reflejo, al subir y bajar, de vez en vez desplaza, relativiza y tal vez invalida la existencia de la frontera entre vida y ficción.
Preciamente por eso Venecia y su esencia pueden expresar una imagen de la verdad así como la concibe la literatura hispanoamericana, una literatura que se alimenta de una realidad tan excepcional y desaforada que sólo un lugar que ya no se define a través de los comunes cánones geográfico e históricos, y por lo tanto ya no puede ser considerado un lugar “normal”, logra funcionar como caja de resonancia para las necesidades expresivas del continente.
A causa de estas modificaciones existenciales los medios tradicionales ya no pueden dar cuenta de lo real. La noción de significación’ se ha complicado evolucionando en un concepto que abarca planos más numerosos y escondidos de los que implicaba antes y que la estructuran de manera mucho más compleja pero tal vez completa. Para conservar su tarea de ser expresión de la existencia la liteartura también se ha desarrollado de manera orgánica, modificando sus elementos constitutivos más íntimos y descubriendo nuevas técnicas para generar sentido. Si el lenguaje se ha vaciado de sus significaciones y ha pérdido su capacidad de describir una realidad que ha dejado de ser simplemente “visible”, los silencios, las preguntas sin respuesta, los espacios blancos, las pausas se han cargado de valor y expresividad. Si la linearidad del discurso y de la estructura narrativa se han convertido en símbolos de parcialidad y arbitrariedad, la pluralidad narrativa y la disolución de la unidad temporal y espacial que conllevan la contemporaneidad, se han reapropriado de la capacidad de expresar la multiplicidad de posibles verdades existentes. […]

Questo brano è tratto dalla tesi:

La imagen de Venecia en la literatura rioplatense: 1847-2013

CONSULTA INTEGRALMENTE QUESTA TESI

La consultazione è esclusivamente in formato digitale .PDF

Acquista

Informazioni tesi

  Autore: Giulia Anzanel
  Tipo: Tesi di Laurea Magistrale
  Anno: 2013-14
  Università: Università degli Studi Ca' Foscari di Venezia
  Facoltà: Lingue e Letterature Straniere Moderne
  Corso: Lingue e Letterature Straniere
  Relatore: Susanna Regazzoni
  Lingua: Spagnolo
  Num. pagine: 171

DUBBI? Contattaci

Contatta la redazione a
[email protected]

Ci trovi su Skype (redazione_tesi)
dalle 9:00 alle 13:00

Oppure vieni a trovarci su

Parole chiave

argentina
borges
cortazar
identidad
bioy casares
venecia
máscara
vanguardias
hispanoamérica
realiad

Non hai trovato quello che cercavi?


Abbiamo più di 45.000 Tesi di Laurea: cerca nel nostro database

Oppure consulta la sezione dedicata ad appunti universitari selezionati e pubblicati dalla nostra redazione

Ottimizza la tua ricerca:

  • individua con precisione le parole chiave specifiche della tua ricerca
  • elimina i termini non significativi (aggettivi, articoli, avverbi...)
  • se non hai risultati amplia la ricerca con termini via via più generici (ad esempio da "anziano oncologico" a "paziente oncologico")
  • utilizza la ricerca avanzata
  • utilizza gli operatori booleani (and, or, "")

Idee per la tesi?

Scopri le migliori tesi scelte da noi sugli argomenti recenti


Come si scrive una tesi di laurea?


A quale cattedra chiedere la tesi? Quale sarà il docente più disponibile? Quale l'argomento più interessante per me? ...e quale quello più interessante per il mondo del lavoro?

Scarica gratuitamente la nostra guida "Come si scrive una tesi di laurea" e iscriviti alla newsletter per ricevere consigli e materiale utile.


La tesi l'ho già scritta,
ora cosa ne faccio?


La tua tesi ti ha aiutato ad ottenere quel sudato titolo di studio, ma può darti molto di più: ti differenzia dai tuoi colleghi universitari, mostra i tuoi interessi ed è un lavoro di ricerca unico, che può essere utile anche ad altri.

Il nostro consiglio è di non sprecare tutto questo lavoro:

È ora di pubblicare la tesi